El ejercicio evita el riesgo de cáncer de próstata

Publicado por Redacción en

El estudio que fue realizado entre los años 1986 y 2012 por la Universidad de Harvard, comprobó cómo el ejercicio evita el riesgo del cáncer de próstata. Los resultados fueron publicados en la revista Europan Urology. Dicha investigación se realizó en participantes que respondieron dos veces al año a cuestionarios sobre alimentación, salud y ejercicio.  De los varones participantes en la investigación, 6411 padecieron cáncer de próstata, desarrollando 888 de los pacientes un cáncer letal.

Los hombres que realizaban ejercicio frecuentemente, tenían un 30 por ciento menos de riesgo de padecer cáncer de próstata avanzado. También que un 25 por ciento menos, padecían un cáncer letal, si se comparaba con hombres más sedentarios. En la investigación contemplaron el ejercicio intenso, 25 minutos de carrera a diario o su equivalente en otro tipo de deporte.

Por qué el ejercicio es un factor determinante contra en el riesgo de cáncer de próstata

Los mecanismos por los que el deporte puede proteger la salud prostática no se conocen con exactitud, pero se cree que el ejercicio puede disminuir el efecto de la testosterona sobre el crecimiento prostático.

El ejercicio tiene muchos otros beneficios para la salud y puede reducir tu riesgo de contraer enfermedad cardíaca y otros tipos de cáncer. El ejercicio puede ayudarte a mantener el peso o a perder peso.

Si aún no haces ejercicio, programa una cita con tu médico para asegurarte de que estás apto para comenzar. Cuando comiences a hacer ejercicio, hazlo lentamente. Agrega actividad física a tu día estacionando el automóvil más lejos de donde vayas y trata de subir por las escaleras en lugar de usar el elevador.

  • Caminar, correr y hacer senderismo
  • Deportes de equipo, como fútbol, basquetbol o voleybol
  • Ejercicios aeróbicos
  • Natación
  • Golf
  • Tenis
  • Remo

El ciclismo dicen algunos que puede ser perjudicial para la próstata. Lo cierto es que pasar mucho tiempo sobre el asiento sometiendo la zona genital y anal a una gran presión, tumbos y golpes, puede favorecer el desarrollo de problemas prostáticos. Pero se pueden reducir estos riesgos, usando pantalones debidamente acolchados o eligiendo un buen sillín diseñado para disminuir la presión en la zona.

Trata de hacer 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana. Por dónde lo veas, es excelente aliado para tu salud.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

73 − 65 =